Porque EEUU libra guerras alrededor del mundo ?

por Paul Craig Roberts, juin 2017

Traduccido por D.-A Rens

Fuente : https://www.counterpunch.org/2017/06/30/washington-has-been-at-war-for-16-years-why/

Durante 16 años EEUU ha estado librando guerras en Oriente Próximo y Africa del Norte gastando miles de millones de dólares,cometiendo crímenes de guerrra inccontables, mandando a millones de refugiados de guerra a Europa. Y mientras tanto, aseguran las autoridades estadounidenses a sus propios ciudadanos que son incapaces de cumplir sus obligaciones relacionadas con la seguridad social y el programa de salud Medicare (asistencia a las personas mayores de 65 años), ni tampoco financiar un servicio nacional de salud pública como lo hacen todos los países civilizados.

Cuenta habida de que, a causa de los enormes costes de estas guerras artificialmente organizadas, no se pueden satisfacer las inmensas necesidades de carácter social se podría creer que el pueblo americano se preguntaría cual es el objeto de estas guerras. Que es lo que con tan enormes expensas se ha logrado. En efecto, se descuidan las necesidades interiores del país mientras que el complejo militar industrial puede enriquecerse con los provechos que dimanan de la guerra.

La falta de curiosidad del pueblo americano, de las medias y del Congreso acerca del objeto de dichas guerras enteramenta fundamentadas en mentiras, así como se ha demuestrado, es extraordinaria. Como se puede explicar, esta conspiración del silencio ? Esta increible falta de interés por tal desperdicio de dinero y de vidas ? Los Americanos parecen en su mayoría vagamente aceptar estas guerras organizadas, como una respuesta del gobierno de EEUU al ataque que se realizó contra las Torres gemelas de Nueva York el día 11 de septiembre de 2001. Sin embargo tal creencia no hace más que añadir al misterio de dicha actitud, dado que ya se sabe que tanto Irak como Libia, Siria, Yemen Afganistán e Irán (aúnque Irán todavía no ha sufrido intervenciones directas, sino amenazas y sanciones) no tienen nada que ver con el atentado del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Pero estos países tienen poblaciones musulmanas y el Regimen de Bush así como las prostitutas medias llegaron a asociar el atentado del 11 de septiembre con los Musulmanes en general.

Si los Americanos y sus « Representantes » en el Congreso hubiesen entendido de que se trataba con estas guerras, se hubiesen levantado por ellos mismos para poner reparos. Ahora bien, déjenme explicarles de que se trata con esta guerra de Washington contra Siria y la que se planea contra Irán :

Existen tres motivos por los que Washington, y no América -puesto que Washington no es América- se ha lanzado en una guerra contra Siria :

El primer motivo tiene que ver con los beneficios del complejo militar industrial de EEUU. El complejo militar industrial es una combinación de potentes intereses privados y gobernamentales, el cual necesista una amenaza para justificar sus enormes presupuestos anuales que superan el PIB de muchos países. Y en efecto, la guerra le da a esta combinación de intereses privados y gobernamentales una justificación a su enorme presupuesto, un presupuesto cuyo peso recae en las espaldas de los contribuyentes americanos cuyos ingresos familiares medios no han aumentado en las últimas décadas, mientras que sus deudas han crecido considerablemente.

El segundo está vinculado con la ideología neoconservadora de la hegemonía mundial de EEUU. Según los políticos neoconservadores, quienes seguramente no son en nada conservadores, la caida del comunismo y del socialismo significa que la historia ha elegido al capitalismo « democrático » -el cual no es ni democrático ni capitalista- como sistema económico, político y social mundial y la responsabilidad de Washington consiste en imponer este americanismo al mundo entero.

Países como Rusia, China, Siria e Irán que rechazan la hegemonía estadounidense,deben ser desestabilizados y destruidos. por encontrarse en el camino hegemónico de EEUU.

La tercera razón se refiere a Israel y a su necesidad de los recursos en agua del sur de Líbano. Dos veces el país hebreo ha enviado a su alardeado ejército a ocupar esta área geográfica de Líbano y dos veces sus soldados han sido expulsados de allí por tropas de Hizbulá, una milicia apoyada por Siria e Irán. Para decirlo francamente, Israel se sirve de América para eliminar a los gobiernos de Siria e Irán que aportan una ayuda militar y económica a Hizbulah. Si los Americanos pueden eliminar a los proveedores de Hizbulah, el ejército israelí podrá apropriarse del Sur de Líbano, exactamente como sse ha apropriado Palestina y varias partes de Siria.

He aquí los hechos : Hace 16 años ya que por su despreocupación la población americana ha permitido a un gobierno corrupto de Washington que dilapide trillones de dólares que sin embargo necesita su país y que en vez de esto han sido gastados en favor del complejo militar industrial, el cual obra en parte al servicio de la ideología neoconservadora que trabaja a instaurar la hegemonía mundial de los EEUU y al fin y al cabo al servicio de Israel.

Evidentemente la democracia americana es fraudulenta. Sirve a todo el mundo menos a los ciudadanos americanos. Cuales son entonces las probables consecuencias de este comportamiento que consiste por parte del gobierno estadounidense en servir intereses que no son los de su país ? En el mejor de los casos conducirá a la pobreza del 99 % de sus ciudadanos, y en el peor acabará provocando un armagedón nuclear.

Trabajando Washingtron al servicio del complejo militar industrial, de la ideología neoconservadora y de Israel, ignora completamente unos hechos abrumadores : El interés que tiene Israel en derribar a Siria e Irán es totalmente incompatible con el interés de Rusia en evitar que el jihadismo invada la Federación de Rusia y Central Asia. Mientras tanto, Israel ha inducido a los EEUU a que entren en un conflicto militar directo con Rusia.

Y los intereses económicos del complejo militar industrial americano que consisten en rodear a Rusia con bases de misiles son incompatibles con la soberanía de Rusia, así como el hecho por los neoconservadores de hacer hincapié en la hegemonía mundial de EEUU.

No controla a Washington el Presidente Trump, sino que Washington está controlado por el complejo militar industrial (Véase en Youtube la descripción que hizo el Presidente Eisenhower de la amenaza que constituye para la democracia estadounidense este complejo), por el lobby israelí y por los neoconservadores. Estos tres grupos de intereses organizados han comprado de modo preferente al pueblo americano, el cual queda impotente y no implicado en las decisiones que a su porvenir atañen.

Todos los Representantes en el Congreso, incluido los Senadores de EEUU, que hicieron frente a Israel perdieron la campaña relativa a su reelección. Es por esto por lo que cuando Israel desea algo, las dos Cámaras del Congreso lo aceptan por unanimidad.

Como lo ha publicamente declarado el Almirante Tom Moorer, Jefe de las operaciones navales y Presidente del Joint Chiefs of Staff : « ningún Presidente americano puede oponerse a Israel ». Israel obtiene lo que quiere, cualesquiera que sean las consecuencias para EEUU. El Al. Moorer tenía razón. Los EEUU le dan cada año a Israel bastante dinero para comprar a nuestro gobierno. E Israel compra entonces a nuestro gobierno. El gobierno americano le debe más a Israel que al pueblo americano. Los votos de la Cámara de Representantes y del Senado lo demuestran.

Washington que es incapaz de resistirle al minúsculo Israel, se imagina que puede intimidar a Rusia y China. Que Washington siga provocando a Rusia y China constituye un signo de locura. En vez de actuar con inteligencia, vemos una actitud llena de orgullo y arrogancia y esto es prueba de estupidez.

Lo que más que todo necesitan en Occidente el Planeta Tierra y los seres que en ella viven, son líderes inteligentes que tengan una conciencia moral, que respeten la verdad y que esten capaces de entender cuales son los límites de su poder.

Pero el Mundo occidental no tiene semejantes personas.

Paul Craig Roberts es un ex- Secretario adjunto del « US Treasury » (Tesoro de EEUU) y Editor asociado del Wall Street Journal. El libro de P.C. Roberts « How the Econony was lost » es actualmente disponible en edición electrónica de Counter Punch. Su último libro se titula : « The Neoconservative Threat to World Order.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s